.:Isten Darah:.

Foro hard de rol shojo, yuri, shonen y yaoi, en el que todo tipo de criaturas, conviven en la ciudad de Isten Darah, sobreviviendo a través del contrabando, traición, seducción y lucha.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Morada (PRIVADO)

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 6:48 pm

De aquí

Kratos bajó también del automóvil, que se había detenido justo delante de la imponente puerta de entrada a la mansión. Le indicó a Fred que guardara el vehículo en la cochera y le permitió irse a descansar si lo deseaba. Echó a caminar y en apenas algunos pasos largos logró alcanzar a Bal.

-Si hubieras prestado realmente atención a todas mis palabras hubieras descubierto que a ti te he permitido saber más de mí que a cualquiera de mis siervientes, amantes o conocidos, prueba de ello ha sido esta noche -dijo simplemente, sin mirarle siquiera.

Cuando había alcanzado la puerta de entrada esta se abrió de súbito y John, el único sriviente que no temía al demonio salió como una exhalación.

-¡Señor!
-¿Qué te alarma John? No estás durmiendo...
-No, he estado aquí aguardando durante todo este tiempo a que volviera usted...-el criado le tendió al instante un pedazo de papel que Kratos cogió, ojeó y guardo en el bolsillo- ese hombre ha dicho que era muy urgente...
-¿Ha dicho algo más?
-Sí...Dijo que su mujer no es su mujer, que debían solucionarlo o usted lo pagaría...¿Qué significa, señor?
-Nada que pueda interesarte a ti, querido John. Anda vete a dormir...

Kratos apartó al sirviente de la puerta y entró al interior pero John no se movió del lugar. Más que por el demonio él estaba preocupado por su propia supervivencia y la de su familia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 7:49 pm

Bal había escuchado aquella conversación porque había caminado por detrás del demonio todo lo largo de la casa, pero al oír aquellas palabras en concreto se puso alerta. Se internó en el cuarto con Kratos. El muchacho se volvió hacia el sirviente y le hizo un gesto de silencio, apoyando un dedo sobre los labios y cerrando la puerta, aunque no la cerró del todo, dejándola arrimada.

-¿Kratos?-preguntó volviéndose hacia él, mirándole con especial interés y preocupación al mismo tiempo-. ¿Que has estado haciendo ahora?-preguntó casi como si no quisiera escuchar la respuesta, largando un suspiro de cansancio. Se acercó a él, pasándose la mano por los cabellos-. Eso.. ¿qué es?-se atrevió a preguntar. Sin embargo en aquellos momentos después de lo terminado de suceder meditó sobre si no sería más buena idea retirarse y dejarlo correr, al fin y al cabo eran asuntos de Kratos, y el enfado se le pasaría, o eso suponía...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 8:46 pm

Ya en su dormitorio Kratos se volvió de pronto y casi pareció fulminar a Bal con la mirada. Sus ojos parecían querer decir "¿Qué demonios haces tú en mi alcoba?". Sin embargo el demonio no despegó los labios sino que se acercó a la chimenea, sacó el papel de su bolsillo y lo lanzó a las llamas, contemplando como se retorcía y consumía hasta convertirse en cenizas.

-¿Debería decírtelo? -Kratos ladeó ligeramente la cabeza, lo suficiente para mirar al chico- ¿Por qué motivo?

John, dando las gracias mentalmente a Bal por aquel gesto de consideración hacia él, se acercó a la puerta y casi sin respirar siquiera por temor a ser descubierto, se dispuso a escuchar toda la conversación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:02 pm

Bal ladeó la cabeza sin dejar de mirarle. En ningún momento hizo ningún gesto que dejase ver afectación alguna por lo ocurrido, eso ya no lo hacía, desde hacía abastante tiempo. Sin embargo Bal contestó a su pregunta.

-Tienes un problema ¿no? Me preocupa...-dijo encogiendo un hombro sin desviar ni un milímetro la mirada, fija en Kratos, aunque tampoco se movió del sitio para seguir avanzando por el cuarto. Sabía que era territorio prohibido-. También puedo irme. Al fin y al cabo a partir de hace un rato no estarás de humor, en algún tiempo. ¿Me voy?-preguntó con incredulidad, tocando el pomo de la puerta y señalándola.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:13 pm

Kratos se encogió de hombros, la verdad es que le daba igual. Caminó por el dormitorio hasta una mesita flanqueada por dos butacones de terciopelo oscuro, se sirvió una copa de un aguardiente que tenía allí encima y se la llevó a los labios, saboreando el sabor de la bebida.

-Me da igual si te quedas o te vas -respondió- No tengo ningún problema que necesite de tu preocupación. Qué más te da a ti lo que me ocurra ¿eh? -bebió otro trago de la copa y suspiró con desgana. Estaba ya de mal humor y suponía que no era un secreto para nadie allí presente, incluso para John pues sabía que su sirviente estaba espiando- Baladaur, me temo que alguien quiere mi mal...y John...más te valdría no estar escuchando conversaciones ajenas porque no hará falta que otro venga a despojarte de todo, yo lo haré como no te largues ahora mismo...

Y John, en su escondite, dio un respingo y como única respuesta terminó de cerrar la puerta y se alejó de allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:21 pm

Cuando la puerta se cerró Bal volvió un poco la cabeza, mirándola y después torciendo el gesto para volver la vista al demonio. En ese aspecto le pareció un intercambio injusto, pues si le importaba. Evitó sentirse dolido, cosa que no le resultó demasiado complicada ya que siempre lo había hecho. A in de cuentas muchas veces el causante del mar humor de Kratos era él.

-Sé que estás enfadado. Sobre todo porque lo que me dices ahora no... se corresponde con lo que me dices cuando estás bebido, como antes. ¿No se merece alguien a quien aprecias un poco de información?-Bal notó como el estómago le daba un vuelco. Debía dejar de hablar, y la mejor forma era haciéndose invisible. No quería empeorar las cosas aunque era algo bastante habitual y, después de todo, sin demasiada importancia.

-Tienes razón, para qué voy a preocuparme si el grandioso Kratos sale de todos sus problemas airoso y victorioso cada día... Me voy a domir-declaró finalmente con voz monocorde, recuperando aquel tinte de voz masculina y grave que no tenía hacía unos años, y que solía perder de vez en cuando jugando.
Abrió la puerta, no viendo a nadie al otro lado, y colándose rápidamente hacia fuera para cerrarla de nuevo.

No había terminado bien el día. De hecho había recorrido el bosque de arriba a abajo tratando de quitarse de la cabeza una preocupación de procedencia desconocida, y por fin la había encontrado. Chasqueó la lengua de mal humor y se alejó de la puerta, recorriendo el pasillo y doblando la esquina en busca de alguna habitación libre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:31 pm

-Tienes razón -se apresuró a decir antes de que Bal abandonara la habitación- alguien a quién aprecio gozaría de mis preocupaciones pero alguien que me aprecia no debe ofenderme ni herirme, de modo que tal vez...tenga yo que cambiar mi opinión sobre ti.

No añadió nada más. Bal salió del dormitorio, cerrando la puerta tras de sí. Kratos era experto en lastimar con la lengua, habilidad que utilizaba muy a menudo y una vez más era lo que había hecho. Caminó hacia uno de los butacones, se dejó caer en el mullido asiento y miró la hora en su reloj de muñeca. Faltaba poco para que un nuevo amanecer les contemplara y suponía que entonces debería salir y arreglar sus problemas. ¿Toda la noche habían estado perdiendo el tiempo en el bosque? Y ningún beneficio habia ganado él salvo noticias que, de algún modo, ya esperaba.

Kratos apuró hasta la última gota de la copa de cristal y cuando hubo terminado volvió a dejarla en su lugar. Sin moverse de su asiento se dispuso a esperar la hora de marchar otra vez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:43 pm

Bal cerró de un portazo la primera habitación vacía que encontró. Sabía que eran cuartos especiales para invitados, nadie las ocuparía si el dueño de la casa no invitaba a nadie a dormir allí, y como había muchas, Bal se tomaba la libertad de dormir cada noche en una diferente.

-¡¡Idiota!!-chilló con todas sus fuerzas, arrojando la vaina de la espada al suelo y dándole una patada después, haciendo que resonase el repiqueteo del metal y la espada aterrizase debajo de la cama, deslizándose por el suelo. Caminó clavando las botas por el suelo y se acercó al centro del cuarto, donde pudo verse en un gran espejo que llegaba hasta los pies, colgado de la pared-. ¡Esperaría a que estuvieses dormido para apalearte! ¡Pero nooo, siempre te sale a ti mejor! ¡Te mataría si me dejaras!-dijo enfurecido señalando al espejo, emulando tener al demonio delante en vez de su reflejo.

Alguien llamó a la puerta.

-¡¡QUÉ!!-volvió a gritar volviéndose hacia la puerta. Esta se abrió de forma dudosa, asomándose una cabeza que le miró con asombro. Bal no solía gritarle a los criados de la casa, por lo que en aquel momento reprimió algunas palabras más no merecidas para aquel muchacho-. Voy a dormir ya, no quiero nada-le dijo haciéndole un gesto con la mano, haciendo que cerrase de nuevo la puerta y le dejase solo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 9:58 pm

Kratos había cerrado los ojos y había logrado relajarse pero, puesto que tenía el oído demasiado fino, los gritos de Bal lo sobresaltaron y no pudo reprimir una sonrisa maliciosa. El muchacho ya estaba, como él, de mal humor y con algo más de suerte, también herido.

Chasqueó la lengua. Realmente no le agradaba hacer daño a Bal pero tampoco podía evitar ser perverso y dejar que él mismo fuera el único ultrajado, al fin y al cabo seguía siendo un diablo.

Pocos minutos habrían transcurrido cuando Kratos decidió marcharse. Abrió el armario y se cambió de ropa, ataviándose completamente de negro. Sujeto sus cabellos plateados con una cinta de terciopelo negra también, garabateó algo en un papel y salió de la habitación para ir directamente a la que ocupaba Bal.

Entró sin llamar pues en aquellos momentos la idea férrea de que aquella era su casa y podía entrar y atropellar a quien le viniera en gana estaba instalada en su mente.

-Chico, toma -se acercó a él con paso rápido y resuelto y le tendió el papel que antes había escrito- debo marcharme ahora. Espero estar de vuelta cuando el alba despunte, que será pronto, pero si no es así entrega este papel a John. Son las órdenes del día para el servicio. Aunque yo no esté, deseo que tdoo esté a mi gusto...-guardó silencio unos segundos y continuó- ¿Alguna prgunta o inquietud?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Lun Ene 12, 2009 10:10 pm

Bal fue sorprendido en medio de una discusión con el reflejo del espejo, pero no pareció sorprendido, se limitó a mirar a Kratos como se miraba a si mismo y cogió aquel papel sin mirarlo, guardándoselo en el bolsillo.
¿Pregunta? Podría decirle si cabía la posibilidad de que no volviera nunca, pero no lo dijo. A partir de aquel momento se limitó a respirar profundamente y a meditar sus palabras. Sabía, por suerte o por desgracia, que Kratos disfrutaba con la frustración ajena, pero ya no le importaba parentar nada.

El muchacho pareció tranquilizarse. No podía evitar, a pesar de todo, que la presencia de Kratos le mermase. No se sentía inferior, se sentía bien. Cómodo y sosegado, y aceptaría quedarse mudo eternamente si a cambio le tenía cerca.

-Haz el favor-dijo con la voz dura, apretando levemente los dientes para mirarle a los ojos-... de cuidarte y volver antes de que te tenga que ir a buscar yo.

El joven apartó la vista de su trayectoria, acercándose al espejo sin mediar más palabra, comenzando a quitarse el resto de cosas que llevaba encima, metálicas y tintenantes, para dejarlas sobre una cómoda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 12:45 am

El demonio, que hasta ese momento no había adoptado en semblante expresión alguna, alzó una ceja y rió levemente.

-Muy amable, muchacho -comentó con tono de voz amable y sosegado. Parecía haberse calmado una vez había logrado inflingir al chico el mismo dolor que él le había hecho padecer antes- pero no habrás de venir a por mí pues yo olveré antes de que tengas tiempo a echarme de menos.

Kratos se dio la vuelta y anduvo hasta la puerta, cuyo picaporte tomó entre los dedos de la mano. Renuente a abandonar todavía aquella habitación aún dijo unas palabras más antes de partir definitivamente.

-Debes disculpar mi proceder. Sé que soy una criatura atroz pero no me agrada particularmente herirte. Sucede que...no concibo otro modo de tratar a quién me ofende. Has tolerado muchas cosas sobre mí y escuchado muchas palabras salir de mis labios...-el demonio cruzó el umbral, aún con el picaporte en la mano- No cambiaré mi opinión sobre ti, eres alguien preciado y lo seguirás siendo hasta que el tiempo así lo diga...

Kratos ya no dijo nada más, cerró la puerta y echó a andar a través del pasillo. Meditaba sobre sus palabras, tal vez hubiesen sonado demasiado a despedida...tal vez habían sido demasiado bondadosas...tal vez hubiera debido guardar silencio y simplemente marcharse. ¿Había actuado bien con aquella especie de disculpa?...suspiró pues había llegado a la puerta principal y una vez cruzada no podría pensar más sobre ese tema.

John apareció de pronto por una esquina y se acercó a Kratos con la cabeza gacha.

-Señor...no...no haga nada...que lo comprometa...
-Jajajaja...¿Mi humilde persona?...John...-el demonio le dio unas palmaditas en la cebeza-...Adiós...

Kratos abandonó así la mansión y se perdió en las sombras de la todavía reinante oscuridad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 1:38 am

Desde luego Kratos sabía muy bien como hacer que alguien se sintiera mal con unas simples palabras, y aquello se convertía en un arte mucho más admirable cuando esas palabras eran supuestamente amables. Aquello no sucedía tan estrictamente con el muchacho. Quizás con los criados, pero no con él. ¿Qué clase de convivencia y treguas podía haber entre dos personas que, cuanto más gritaba una, más alto contestaba la otra?
El muchacho no añadió nada más. De hecho mientras Kratos hablaba seguía quitándose cosas de encima, quedándose, ya solo en el cuarto desde hacía un rato, con un ligero pantalón y una liviana camisa azulada. Se miró nuevamente al espejo durante unos largos segundos, en silencio. Se pasó una mano por el cabello y peinó todo lo largo que era con los dedos, arrojándolo finalmente hacia atrás. Él no era una mujer. Estaba claro que nunca podría compararse con tal criatura. Largó un suspiro dedecepción consigo mismo y chasqueó la lengua, apartandose del espejo para caminar hacia la ventana. El demonio ya haría un buen rato que se había ido, y seguramente no cabía la posibilidad de estar despierto cuando él regresara.

Se separó de la ventana también y se acercó a la cama, con los pasos saves y silenciosos de asesino invisible que le caracterizaban. Apartó las mantas a un lado y se metió en la cama sin más, cubriéndose de nuevo hasta el estómago y cruzar las manos bajo la cabeza, mirando al techo.
Durante un largo rato estuvo meditando. Seguía sin ser lógico aquel comportamiento, aunque no fuera la primera vez que había pasado. A lo largo de los años, incluso antes de conocer a Kratos, su personalidad había estado cambiando gradualmente hacia un estado de aislamiento total con el mundo. Él mismo notaba como sus poderes físicos como la criatura que era iban evolucionando a la par que su caracter. A veces se sorprendía de lo viperina que podía llegar a ser su lengua, de como dañana a propósito pero sin querer a los demás, y como, entre ellos, Kratos le respondía con la mente doblemente afilada.

No fue hasta ese momento cuando comprendió que quizás el demonio lo que hacía era pararle los pies de forma inconsciente. Seguramente, de no haberle conocido, se habría pasado durante los últimos seis o siete años día y noche en los bosques, en el cementerio. Pronto habría dejado de hablar para comunicarse con la naturaleza, habría querido aprender a ser unaserpiente, y el querer ver a seres humanos habría sido un sentimiento efímero y poco valorado. Bal seguía entre aquellos mundos porque acudía a casa de aquel demonio, dormía en los aposentos de su mansión y comía con él. Volvía cada noche de un laberinto de maleza y silencios para verle, y quizás aquello tenía que ver también con el hecho de que no quisiera desprenderse aún de su parte humana. Si bien Bal podía obcecarse hasta lo insospechado y convertirse en un lagarto escurridizo y venenoso, Kratos impedía que cruzase el humbral de sus dos naturalezas, le contestaba y detenía su avance, le hacía recapacitar. Bal le admiraba y le adoraba y no era por más razón que aquella, la de ser un cauce para sus aguas descontroladas e indómitas.

Claro que eso nunca se lo había dicho, ni intención tenía de aquello. Quizás lo suponía, pero lo que no quería el joven era ataviarle con más elogios de los que ya sus amistades podían darle. Seguía presionándole para ver si algún día era capaz de echarle de su casa, hacerle ver que quizás era una mala persona... cosa que no conseguía. Le hacía ver lo absurdo de sus propósito y, en parte, se sentía mejor con todo aquello. Quizás los dos difrutaran con el mal, aunque de formas muy distintas.

Pensando en aquello, el techo de la habitación se convirtió pronto en un punto negro que se tragaba la luz de la cristalera, volviéndolo todo oscuro y tranquilo, haciendo que Bal se durmiera al poco rato.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 2:42 pm

Kratos anduvo durante un tiempo por las calles vacías y sombrías. A esa hora tan sólo borrachos, vagabundos y seres de intenciones maliciosas rondaban por la ciudad. El demonio las ignoró a todas ellas y ellas, a su vez, agachaban la cabeza y le dejaban pasar, abrumados por su imponente presencia.

Tuvo que cruzar Isten Darah de una punta a otra pues su destino era una mansión, similar a la suya pero de menor tamaño, situada a las afueras. A Kratos lo recibió un sirviente achacoso y encorvado pero no fue necesario anunciarle, el dueño de la casa apareció bramando ira por la boca.

-¡Maldito seas, diablo! -escupió, acercándose a Kratos. Hubiera deseado agarrarle por la camisa y zarándearle con rabia pero no lo hizo- arregla tu estropicio ya o juro por Dios que te mato.
-Ningún estropicio -el demonio hablaba impasible. Aquellas amenazas ni lo amedrentaban ni lo conmovían- fuíste avisado y mis advertencias ignoraste. Culpa mía no es mas que tuya, si la sesera no te alcanza para más...
-¡No hables más que no comprendo! A mí me da igual, ¡lo que quiero es que mi esposa sea mi esposa! Aunque es su mismo cuerpo...¡no es ella!
-Y jamás podrá serlo. Te lo dije, hace falta algo más...-Kratos se llevó una mano a la barbilla, meditando sobre aquel asunto.
-Pero tú lo sabías y aún así no me detuviste porque te interesaba ¿Verdad? De alguna manera me pusiste sobre aviso pero me manipulaste para que terminara aceptando, haciéndome creer que todo era bajo mi responsabilidad ¡Tú querías saber cómo iría este experimento y utilizaste mi dolor para tu propio beneficio! ¡Ahora pagarás tu maldad demonio!
-Bien, adelante pues -Kratos salió al exterior, retando al otro a que la batalla tuviera lugar fuera- pero deberás matarme o yo lo haré contigo.
-Ni lo digas.

La oscuridad se cernió sobre ambos cuando empezaron a defender sus propias vidas. Eran dos demonios viejos y poderosos, uno desagraviando una ofensa y el otro haciendo alarde de su poder. Con aquel cuerpo nuevo, Kratos jamás había participado en una batalla por temor a causarle algún daño pero con aquel diablo no podía simplemente darse la vuelta y marcharse. Era su conocido más antiguo y si le retaba no iba a ignorarlo.
Y cuando todo terminó nadie podría decir a ciencia cierta qué había ocurrido allí. Cuando la negrura se disipó el dueño de la casa yacía en el suelo, inmóvil y con el rostro mirando al cielo. No manaba sangre alguna de su cuerpo pero seguía inerte cuando Kratos se dio la vuelta y echó a andar hacia la salida.

Abandonó con rapidez la imponente zona residencial y se escabulló en la primera calleja vacía que encontró. El alba parecía despuntar ya sobre la ciudad pero el demonio no estaba seguro de ello. Ya no podía pensar con claridad ni tampoco dar un paso más. Suspiró y se recostó contra la pared fría de piedra y se dejó caer hacia el suelo.
Había vencido a su oponente pero no había salido ileso como esperaba pues una herida abierta cruzaba su pecho de arriba a abajo, ya no sangraba porque Kratos había aunando todas sus fuerzas mentales para logarlo pero, con todo, su energía había disminuído en gran medida. Su adversario no era alguien normal y corriente, era muy poderoso y por ello ahora se encontraba así, pero no era una humillación para él. Había sido divertido comprobar que seguía teniendo más poder que él.

Kratos cerró los ojos y cayó en una especie de sopor agradable. En el silencio del amanecer no supo cuanto tiempo estuvo allí sentado pues unas voces conocidas lograron despertarle.

-¡Kratos! ¡Kratos! -alguien lo zarandeaba con fuerza y le gritaba que volviera en sí- soy yo, Edward ¡Despierta!...
-Te lo dije, te dije que me había parecido verlo deambular por las calles...-Rei, preocupada y casi a punto de romper a llorar tenía entre sus manos la mano del demonio- Vamos a llevarle a su casa...¡Hagamos algo ya!
-Kratos ¿Qué has hecho?...-el vampiro miró a Rei, comprendiendo ya la situación- debe venir de la mansión de Hans-Kozlov y se habrán peleado...
-Así...es...-Kratos había entreabierto los ojos y trató de ponerse en pie. En su casa él mismo cosería y desinfectaría la herida, después pensaría en cómo eliminar la cicatriz de su torso.
-Rei, llama mejor a un taxi...caminando no llegaremos nunca...-ella asintió y Edward le indió a Kratos que se apoyase en su hombro para levantarse- Joder tío, es que...menos mal que pasaba por aquí...

El taxi llegó en algunos minutos y los tres subieron. El sol había salido por completo y la ciudad empezaba a cobrar vida lentamente. Las gentes se levantaban para ir a trabajar y los trasnochadores se levantaban de suelo o de los asientos de los bares para llegar a sus casas y dejarse caer en la cama.
Rei, Edward y Kratos viajaban en silencio y cuando el taxi llegó a su destino se apearon del coche, ella pagó la carrera y entraron con rapidez en la mansión.
John, que no había podido irse a dormir esperaba junto a la puerta y al ver en que estado se encontraba su señor no pudo evitar alamarse pero no pudo decir nada. En un abrir y cerrar de ojos los tres habían desaparecido rumbo al despacho de Kratos. El sirviente meditó lo que hacer y al fin decidió que su obligación era ir a avisar a Bal, después de todo aquel chico seguía yendo a la mansión cuando le apetecía. John había dudado seriamente de las buenas intenciones que Kratos le había demostrado pero después de cinco años Bal seguía allí, por ese motivo pensó que tal vez le gustaría saber las novedades.
Cuando estuvo frente a la puerta de la habitación llamó con insistencia, no pensaba detenerse hasta que el chico le respondiera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 6:05 pm

La puerta se abrió de golpe, y tras ella apareció la cara de Bal, en cambio, adormilada. Era como en aquel rápido gesto después de soportar la llamada del criado quisiera silenciarla rápidamente de lo molesta que resultaba.

-John...-comentó apoyando el brazo en el marco de la puerta-. ¿Qué ocurre?-le preguntó mientras se frotaba la cara con la mano. ¿Es hora de desayunar? pensó. Durante la noche se había quitado aquella camisa, por el calor, y ahora vestía a penas aquellos pantalones holgados y oscuros.

-¿Ha vuelto Kratos?-preguntó de pronto dando un respingo, acordándose de él y despertando casi al instante. Después reconoció pa precipitación de su pregunta, llevándose una mano a la boca. No quería mostrarse tan entusiasta, aunque a veces seguía actuando sin pensar.
Asomó la cabeza por la puerta, mirando hacia el pasillo y después volvió a mirar al criado con una ceja arqueada.

-Va todo bien, ¿verdad?-preguntó con más calma, creyendo que aquella insistencia al despertarle sería portadora de algún tipo de noticia. Se metió en el cuarto, dejando la puerta abierta para permitirle al hombre la entrada, o hablarle, yendo hasta la cama para buscar la camisa y ponérsela, volviéndose después hacia él para verle. Bal no tenía en mente que los criados esperasen signos de mandato ni permisos por su parte. Era una conversación de iguales.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 8:57 pm

John entró en la habitación. Si hubiera sido otro sirviente jamás se le habría ocurrido tomarse ese tipo de libertad sin ser invitado pero él tenía ya 25 años, llevaba en esa casa mucho tiempo y sabía cómo comportarse con Bal y cómo hacerlo con Kratos.

-Precisamente eso venía a decirle...-dijo John- el señor acaba de volver pero...creo...que..no...-se rascó la nuca, no sabiendo muy bien como continuar. Tampoco conocía realemente lo que había sucedido-...será mejor que vaya usted a su despacho si quiere...si no...no lo sé...-se encogió de hombros- yo sólo quería avisarle..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 9:08 pm

El muchacho le miró un momento en silencio, alarmado pero aparentando tranquilidad. Sin embargo no esperó a estar más tiempo en el cuarto, salió tal cual estaba, vestido con un pijama oscuro y descalzo, dejando la puerta abierta.

-Gracias...-dijo antes de desaparecer por la puerta. Se precipitó por el pasillo, caminando de forma rápida. Tenía una sensación extraña recorriéndole la espina dorsal y un mal presentimiento. ¿La consecuencia de entrar en su despacho sin llamar quizás? No le importó, de hecho en pocos segundos estaba con la puerta abierta y observando el interior sin mediar palabra, buscando a Kratos con la mirada. Había más gente, pero no se molestó en saber quienes eran, simplemente avanzó por el despacho empujándoles para apartarles de su camino y se quedó parado frente a Kratos.

Efectivamente ya había llegado a casa, pero no en las condiciones que Bal se esperaba. Le observó un momento con el rostro desencajado y bajó la vista lentamente hacia su cuerpo, observando aquella brecha abierta en medio del pecho. La sangre le atraía, la del demonio no.

-Qué ha pasado-dijo al fin tragando saliva, acercando una mano hacia el cuerpo de Kratos lentamente, de forma inconsciente, observando aquella herida, pero deteniéndose antes de tocarla, recobrando la sensatez un momento, cerró la mano en un puño y lo apartó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 9:29 pm

-¿Pero lo has matado?

Edward y Rei habían acomodado a Kratos en uno de los sillones y él se recostó, adoptando la posición que le debería resultar más cómoda para curarse aquella herida. Ambos le ayudaron a quitarse la camisa. Lo cierto era que la lesión tenía una pinta desoladora, era profunda, enorme y de unos 3 o 4 centímetros de ancho. La sangre se había resecado a su alrededor, formando en su interior una masa negruzca de sangre coagulada.

-No -respondió Kratos indicando a Rei que le alcanzara su maletín- He probado con ese demonio un nuevo experimento pero he tenido que dejar que me hiciera esto..-señaló su herida- sin embargo he constatado mi teoría con satisfacción..
-Basta ya con esos experimentos...son peligrosos...-Rei se sentó en una silla a su lado, con el maletín sobre las rodillas esperando para asistirle.
-No te preocupes...

Fue en aquel momento cuando la puerta se abrió y Bal entró dirigiéndose directamente hacia Kratos, sin parecer advertir en nadie más.

-Vaya...¿Y este chico quién es?..-Rei sonrió abiertamente y lo miró al recién llegado de arriba a abajo- Kratos...no me lo habías presentado antes. ¡Qué cruel eres!.. Es muy atractivo...con esa belleza entre infantil y salvaje...
-¿Queeeeé? ¡Rei! ¡no puedes decir eso de otros hombres estando yo delante!..-el vampiro frunció el ceño y lloriqueando se plantó al lado de la mujer, dispuesto a detener sus miradas antes de que comenzasen.
-Baladaur...-Kratos le sonrió- no ha ocurrido más que una diferencia de opiniones. En un segundo estaré como siempre...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 9:35 pm

El muchacho no podía apartar la vista de aquella herida, pero la voz de la mujer lo distrajo.

-¿Eh?-masculló mirándola un instante. Era cierto que no la conocía de nada, sin embargo cuando el vampiro habló sus sospechas comenzaron a aumentar de forma considerable. No dijo nada al respecto, miró a la mujer una vez más a los ojos, contemplando que en verdad si era una criatura bella y sublime. Era lógico que enamorase a los hombres. Sin embargo no contestó a sus palabras.

-Esto... Hay que coserlo, Kratos...-mustió el chico volviendo a acercar la mano a su cuerpo, apoyando un par de dedos en la piel limpia al rededor de la herida, examinándola-. Puedo hacerlo yo-se ofreció al instante, mirándole a los ojos un momento con preocupación, mordiéndose el labio y volviendo la atención a aquella brecha. No era algo fácil de curar-. Sabes que soy diestro con estas cosas...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 9:47 pm

Kratos frunció el ceño ligeramente al escuchar las palabras de Bal. Si se hubiera tratado de otra cosa lo habría consentido sin ningún problema pero era su cuerpo lo que debía ser atendido y si le dejaba intentarlo significaba que debía confiar en él plenamente pues era algo sumamente delicado y un asunto a tratar con toda la delicadeza posible.

-¿Tú quieres...atenderme?...-el demonio se removió levemente en su asiento. La herida aquella le dolía horrores pero seguía conservando la entereza suficiente para que nadie lo advirtiera-...está bien..-dijo al fin- puedes hacerlo pero yo estaré observando cada movimiento, si cometes algún error te detenderás y yo seguiré...-le indicó a Rei que dejara libre el asiento, cosa que ella hizo con cierta desgana y le entregó a Bal el maletín con los útiles médicos.

Ella y Edward se quedaron en un segundo plano, observando la situación pues, según Rei, dolida porque sus palabras habían sido deliberadamente ignoradas, debían quedarse cerca por si acaso el chico se quedaba sin saber qué hacer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:02 pm

Por fortuna Bal era un avezado en heridas propias y la curación de ellas. No era raro que se rasgase la carne en uno de aquellos juegos que llevaba a cabo a oscuras por los bosques y cementerios, y había aprendido sin necesidad de acudir a ningún supuesto especialista a arreglarse las magulladuras.

Bal tragó saliva de nuevo, notando que esta costaba bajar por la garganta. Se sentó al lado del demonio y abrió el botiquín, mirando de reojo a aquellos dos.

-Puedes... llamarme Bal, como hacen todos. Rei...-se tomóla molestia de decir. Suponía que, al fin y al cabo, las mujeres que pisaban aquella casa no tenían la culpa de sus quebraderos de cabeza. Tomó un poco de algodón y alcohol, y lo impregnó para comenzar a deslizarlo delicadamente al rededor de la herida, sin entrar, pues lo que pretendía no era obstruír el corte con aquello si no desinfectar la parte externa. La carne abierta nunca debía ser untada en nada.

-Decidme... Qué ha hecho esta vez...-dijo tratando de parecer tranquilo, incluyéndolos en aquella conversación y haciendo que pareciese una intervención de lo más normal. Cogió una aguja de gran tamaño, sacándola de su recipiente plástico y estéril, para enbrarla con el hilo de color gris oscuro.

Intercambió una mirada con el demonio, tan sólo un momento, mientras se inclinaba sobre él y se acercaba a la herida. Con mucho cuidado fue plegando el corte con dos dedos y juntando la carne, buscando el lugar idóneo donde comenzar a coser. Confía en mi. Creyó haberle dicho, aunque no supo que tan sólo había sido un pensamiento, y no había vocalizado aquellas palabras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:14 pm

Rei sacudió su larga y brillante cabellera negra y murmuró un escueto "está bien, Bal...". Sin duda le agradaba que por fin se hubiera dignado a dirigirle la palabra pero aún desconfiaba de sus artes para atender semejantes lesiones.

-No lo sabemos -dijo Edward con cierto tono de preocupación en la voz- no nos lo dijo..
-Probablemente para que le hiciéramos desistir...
-Eso es...sólo revelare este secreto a mi amigo Baladaur pues no me juzgará mal, como vosotros alimañas..-espetó Kratos mientras supervisaba todos y cada unos de los pasos que el chico daba.
-¿Qué?...Claro, Bal...tú sigue así ¿No te das cuenta de que si no le paras los pies permites que haga cosas como esta? -Rei le recriminó, señalando la herida- Tienes que regañarle de vez en cuando como hacemos nosotros..
-¡Silencio! No soy un infante que necesite vuestra protección -dijo Kratos al tiempo que abría desmesuradamente los ojos. Con veloz movimiento de su mano apresó la muñeca de Bal, impidiéndole hacer cualquier cosa- chico...¿No pretenderás hacerlo así?...¿Verdad? Por favor..aplícame anestesia local...Aunque pueda parecer lo contrario, muero de dolor en este instante...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:29 pm

-¿En serio la necesitas?-preguntó Bal mirándole un instante-. Después será peor, Kratos. Esto es como hacerse un tatuaje no duele más que eso, ya me lo he hecho a mi mismo muchas veces. Pero si te doy anestesia ahora, no te dolerá, y vas a moverte, y a forzar el cuerpo, aunque digas que no prefiero no arriesgarme a que después algún punto se suelte y se te infecte la herida. Entonces si que tendremos problemas. Si notas ahora una molestia no sentirás la necesidad de arriesgarte a abrir la herida.

Bal le habló con la voz de la experiencia. Aunque quizás la piel de Kratos fuera especialmente delicada, y la suya, en cambio, una piel de lagarto escondida que se había insensibilizado a lo largo del tiempo de tantos golpes y tanto coserla. Sin embargo se silenció después.

-Yo no le riño-dijo dirigiéndose a los otros dos con una leve sonrisa mediada-. Es mayorcito. Aunque se meta en líos vuelve a casa, a veces entero, otras veces...-chasqueó la lengua alzando una ceja, señalándole la herida-. Pero al menos vuelve. Que no lo maten es suficiente demostración de que puede cuidarse sin niñeras...

El joven metió la mano en el botiquín. A pesar de lo que había dicho sacó el bote del analgésico y una jeringa estéril. Aunque Kratos se negara a hacerlo a su manera, sabía lo que pensaba. Le bastaba con eso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:40 pm

-¡Carajo pónmela! -gritó Kratos, señalando la jeringuilla- por si no lo recuerdas he dedicado parte de mi vida a la medicina. Sé de lo que estoy hablando y puesto que yo mismo diseñé este cuerpo y todas sus terminaciones nerviosas conozco mi umbral de dolor. Anestésiame ahora -ordenó- el resto es problema mío.

Kratos no añadió nada más, simplemente esperó pero sus dos amigos sí tenían algo más que decir. Ambos se acercaron a ellos y Edward tomó por una vez las riendas del asunto. En aquellos momentos incluso parecía una criatura sería y responsable.

-Puede que un día, realmente no vuelva jamás a casa -dijo, dirigiéndose a Bal- no sé que diablos ha hecho pero sí conozco a Hans y sé que no iniciaría una pelea sin motivo, él es muy poderoso y tiene muchos adeptos en su círculo. Este Kratos ha cometido una imprudencia y lo peor es que lo sabía cuando lo hizo...-como única respuesta el demonio sonrió- Ah no, no, no, no te rías capullo... ¿Sabéis qué? Rei y yo nos vamos. Kratos, hablaré más tarde contigo y vas a tener que explícarmelo todo. Vámonos Rei.
-Pero...quiero quedarme...Kratos está...
-Déjalo -la agarró del brazo y la obligó a salir de la habitación. Después cerró la puerta.
-Con qué facilidad se disgustan ¿Verdad?...-dijo Kratos en tono despreocupado..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Baladaur
Hibrido
Hibrido
avatar

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:47 pm

Bal observó como se iban y después miró al demonio. Llenó la jeringa y después estiró la piel de Kratos para clavar la aguja e inyectarle la anestesia. Notó un picor en el puente de la nariz.

-¿Te da igual que se disgusten?-preguntó con voz trémula, recuperando la aguja enebrada y esperando a que la anestesia hiciera efecto, adormilando la carne. Nuevamente volvió a unir la carne con los dedos suavemente, y comenzó a coser. Casi parecía no costarle atravesar la piel con aquello, era como pinchar mantequilla, sabía donde clavar y como deslizar el hilo para no irritar la piel. El picor parecía desaparecer por momentos, pero cada vez que avanzaba a lo largo de la herida parecía aparecer de nuevo con más intensidad.

La aguja iba con cuidado, uniendo la piel de forma impecable de forma que la carne no estuviera más en tensión y permitiendo que comenzase a curarse.

-¿Estás en peligro, Kratos?-volvió a preguntar con notable preocupación, sin mirarle, cada vez con el cuerpo más hundido sobre si mismo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Demonio
Demonio
avatar

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   Mar Ene 13, 2009 10:57 pm

El demonio contemplaba como la aguja se deslizaba con ciudado por su piel, parecía absorto en el ir y venir de aquel objeto pero simplemente estaba supervisando con minucioso cuidado todos los movimientos de Bal. Con todo, el trato que estaba recibiendo era excelente y aunque apartase la vista de su herida estaba seguro de que la había depositado en buenas manos.

-No -respondió a la primera pregunta- en parte...Edward es mi amigo más preciado y realmente no me agrada que se disguste, aprecio sus palabras pero sé que terminará accediendo a lo que yo diga tarde o temprano. Tenemos ese tipo de amistad que permite perdonar algunas conductas que otro no disculparía.

Sin embargo para responder a la segunda pregunta necesitó algún tiempo más de meditación porque con certeza no lo sabía. Aunque sí tenía una ligera sospecha y fue eso lo que contestó.

-Espero no estarlo...jajaja...-y se echó a reir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Morada (PRIVADO)   

Volver arriba Ir abajo
 
Morada (PRIVADO)
Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Hospital Privado
» Choque en el pasillo... [Privado]
» de paseo por el bosque (privado con sakura hime)
» La calentura de una sola noche. +18 (Privado Myrna y Atsuko)
» COJIENDO EL TREN[privado con kaname]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
.:Isten Darah:. :: Zona Residencial :: Vecindario-
Cambiar a: